Iniciar Sesion

Seleccionar Idioma

COLEGIO INSTITUTO INGLÉS

Licenciatura IV° Medios 2019. Discurso Rectora.

2019-11-22
Licenciatura IV° Medios 2019. Discurso Rectora.

I Introducción

Buenas noches a todos: miembros del directorio, consejo directivo, profesores, apoderados y muy especialmente a ustedes, alumnos de la generación 2019.

 

Mark Twain dijo que los dos días más importantes en la vida son: el día que naces y el día que descubres el porqué. Hoy es un día especial, es el comienzo de ese descubrimiento que les llevará toda su vida.

 

II Orgullo

Todos los aquí presentes estamos muy orgullosos de tenerlos aquí, y ustedes también deben estarlo. Es gracias a su esfuerzo, a su perseverancia y resiliencia, que llegaron hasta acá. Tengo muy claro, y espero que ustedes también así lo sientan que si lograron estar sentados hoy aquí, lograrán llegar adonde quieran hacerlo No tengan dudas al respecto. Puede que tarden más y den algunos rodeos en el camino, pero sé que lograrán lo que se propongan.

 

Es importante detectar en el camino los grandes aprendizajes que nos va dando la vida. Si siguen por la línea del respeto a todos y de la ética en cada decisión que tomen, será más fácil detectar el porqué que mencionaba Mark Twain.

 

 

 

En este proceso, me gustaría recordarles algo que puede ayudarles. Es lo que Franklin Covey llama el círculo de control. Hay algunas cosas que puedo controlar en mi vida, nuestras elecciones, por ejemplo. Pero hay otras que no, como lo es lo que otras personas digan u opinen sobre mi o la enfermedad de un ser querido. Eso está fuera de mi círculo de control. Cuando hay algo fuera, no tiene sentido preocuparse y sentirse mal todo el tiempo tratando de controlarlo, sino que debo enfocarme en mi reacción frente a esto. Pensar qué puedo hacer yo para enfrentar la situación.

 

 

III Camino

Frente a ustedes se abre hoy un camino, parece recto, pero al empezar a andar descubrirán que en verdad es sinuoso, con curvas que a veces no permiten ver lo que se viene más allá. Por momentos estará plano y en otros será cuesta arriba, o cuesta abajo. Encontrarán hojas, ramitas, frutos, flores, troncos y algunas personas se cruzarán en vuestro el camino. Serán vallas que deberán cruzar o rodear para seguir avanzando. Tendrá hoyos también, por eso es bueno mirar adonde se pisa y probablemente caigan en alguno, no duden entonces en pedir ayuda. Siempre tendrán manos amigas que los ayudarán a salir más fácilmente. En vuestro camino encontrarán personas que los acompañarán por tramos y otras que estarán siempre allí, a su lado. Sepan reconocerlos. Siempre expresen lo que sienten, no se guarden las emociones ni los sentimientos, es sano hablar y compartir. Es bueno decirle a alguien que lo valoran, que lo respetan, que lo quieren. Busquen un amigo, un familiar, un profesor, la mirada de quienes nos quieren, siempre serán un aporte y un apoyo valioso en esos momentos.

 

Somos quienes somos gracias a nuestras experiencias de vida. Las dificultades, las crisis, las lecciones que sacamos de cada una de ellas conforman nuestra identidad. Vean en cada caída, en cada error, una oportunidad de evolucionar, de madurar. Recuerden que muchos de los grandes inventos y muchas de las grandes innovaciones surgieron a partir de errores.

Les dije una vez a ustedes, que algunos definen al éxito como el resultado de las buenas decisiones. A su vez las buenas decisiones como el resultado de la experiencia, y la experiencia como el resultado de los errores. Por lo tanto, no teman al error, no teman equivocarse, no teman cambiar el rumbo, ni cambiar el mundo.

 

IV Mundo

El país en el que ahora se insertan, está en un momento de profundo cambio. No somos ajenos a la expresión social del último mes que a puesto a la luz muchos aspectos de nuestra estructura y organización, que nos afectan a todos como país y que necesitan ser mejorados desde su raíz. Es un momento histórico, una oportunidad a no desperdiciar.

 

El cambio, es la única constante en la vida. Y esto es muy cierto ahora, con un mayor peso del cambio que se necesita para el futuro de Chile. Su rol en este proceso en el que estamos inmersos, los obliga a tener una mirada de solidaridad, una consciencia de la responsabilidad enorme que tienen de ser parte importante de la solución a los problemas que reciben de nosotros los adultos. Problemas que también son del planeta entero. Hay un llamado a tener una vida más austera, más ética, más coherente con nuestros valores.

 

Son ustedes una generación honesta, profunda en sus análisis, creativa y alegre. Espero siempre sientan al colegio como su hogar y a sus compañeros como sus amigos. Quiero que sepan que los esperamos aquí siempre. ¡Aunque tengamos que ampliar el gimnasio en las alianzas para que entren todos!

 

Hay algunos valores, que recibieron todos estos años desde sus familias y desde sus profesores y funcionarios del colegio, que les servirán como herramientas para lograr cumplir con este desafío de encontrar soluciones para el futuro de Chile y para su futuro personal. Valores que he visto en cada uno durante este año desde que llegué al colegio.

 

Por ejemplo, la humildad: siempre hay algo nuevo que aprender, y siempre habrá alguien de quien puedo aprender. No crean que se las saben todas.

 

La paciencia: a veces las cosas necesitan su tiempo para funcionar, para darse, y puede que mis planes me lleven algo más de tiempo. No desesperen, “con la paciencia se gana el cielo” decía mi abuela. El tiempo es muy relativo. Es algo más de lo que no podemos controlar.

 

La solidaridad: la empatía para ponerme en el lugar del otro,  el escuchar de verdad y hacer algo al respecto, hace una enorme diferencia. Siempre piensen no solo en ustedes, también en quienes los rodean, en los que menos oportunidades tienen. Siempre abran puertas a personas que se lo merezcan, más allá de su origen o condición.

 

La alegría: ver el vaso medio lleno y no medio vacío. Creer en las oportunidades como algo positivo. Sonreír. La vida es más llevadera si damos el espacio para disfrutar de la alegría de estar vivos.

 

La colaboración: compartan sus ideas y sus destrezas con otros. El mundo laboral es del trabajo colaborativo, con equipos de personas que confían unas en otras y que sacan lo mejor de cada una. Son los equipos diversos los que generan las mejores ideas y soluciones a cada problema.

 

 

V Jardín

Una vez, hace un tiempo atrás, escuché a un anciano, un monje muy sabio, hablar sobre la felicidad. Él explicó que la felicidad es una cosecha de lo que uno siembra en su jardín del espíritu. Cada acción, es una semilla que yo pongo en mi jardín y con el tiempo la semilla va creciendo dando lugar a una planta, una flor, un fruto o maleza. Todo dependerá de lo que siembro. El monje sí aclaró que las flores frutos y plantas eran mucho más poderosas que las malezas en ese jardín.

 

Me gustaría que sintieran la magia del jardín que cultivarán el resto de vuestra vida. Siembren una sonrisa. Adonde vayan y donde estén, comprobarán su efecto inmediato.

Siembren el buen humor. Un comentario gracioso, siempre respetuoso, aliviana cualquier instante difícil y complejo.

Siembren el agradecer. Decir “gracias” de verdad, a las personas y a la vida cada día, hace que seamos felices.

Siembren miradas positivas. Ver las cosas buenas en las personas y en los acontecimientos, permite salir adelante.

Siembren una visión compartida. Con sus familias, amigos, equipos de trabajo y conciudadanos. Nada mueve más a las personas a grandes logros que esto.

 

VI Cierre

En la película francesa “La Invención de Hugo”, el personaje principal, compara el mecanismo de un reloj con el mundo. Él dice:

 

“El mundo es un enorme mecanismo. A las máquinas no le sobran partes, siempre tienen las piezas exactas que necesitan. Así que pensé que si el mundo es un gran mecanismo, yo no puedo ser una pieza extra, tengo que estar aquí por alguna razón.”

 

Como dije al inicio, vuestro trabajo ahora es descubrir esta razón. Cada uno de ustedes tiene un rol importante en nuestro mundo. Cada cosa que vivan en su vida, tiene una razón. Descubrirán la suya en este camino. También los que tengan fe en Dios, encontrarán en Él muchas respuestas y mucha ayuda.

Quisiera terminar compartiendo con ustedes una parte de mi poema favorito, de Robert Frost: “El camino no Elegido”

Dos caminos se bifurcaban en un bosque amarillo,
Y apenado por no poder tomar los dos
Siendo un viajero solo, largo tiempo estuve de pie
Mirando uno de ellos tan lejos como pude,
Hasta donde se perdía en la espesura;

 

Debo estar diciendo esto con un suspiro
De aquí a la eternidad:
Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo,
Yo tomé el menos transitado,
Y eso hizo toda la diferencia.

 

¡Generación 2019, salgan al mundo y hagan la diferencia! Gracias.